viernes, 23 de septiembre de 2016

Jarrón con crisantemos (Pierre Auguste Renoir)


Renoir comentaba que “Pintar flores me relaja el cerebro. Espiritualmente no me esfuerzo en ellas como cuando estoy ante un modelo. Cuando pinto flores, pongo tonos, experimento valores audaces, sin preocuparme si estropeo un lienzo. Algo semejante no me atrevería a hacerlo con una figura, por miedo a dar al traste con todo. Y la experiencia que adquiero en estos intentos la aplico luego en mis cuadros".  De lo que deducimos que para él las flores eran una temática secundaria, pero que le permitía experimentar, especialmente a la hora de aplicar colores de manera rápida y abocetada, sin apenas interesarse por la forma y el volumen. En este cuadro predominan las tonalidades anaranjadas en contraste con los blancos, lilas y verdes. El fondo está totalmente abocetado, lo que reduce el interés de la obra a las flores.

jueves, 15 de septiembre de 2016

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Madame Aymon (Jean Auguste Dominique Ingres)


Ingres retrata en este cuadro a una de las damas de la corte imperial que Carolina Bonaparte, hermana de Napoleón, había establecido en Roma. El pintor llegó a Roma el mismo año en que pintó este retrato, también conocido como “la bella Zèlie”, con una beca para estudiar en la Escuela de Francia de la ciudad. Además de la beca, tuvo que conseguir encargos para mantenerse, ya que los primeros años estuvieron llenos de estrecheces económicas. Ingres encontró en los altos funcionarios y aristócratas de la pequeña corte una clientela temporal que le permitió subsistir con una cierta holgura.

lunes, 5 de septiembre de 2016

El geógrafo (Diego Velázquez)


Los colores verdes y marrones que Velázquez emplea en este cuadro hacen que se piense en que lo pintó en una época temprana, hacia 1627. Representa a un personaje con aire chistoso y cómico, vestido a la moda con cuello alto, jubón oscuro y un manto de color marrón. Dirige la mirada hacia el espectador y señala una bola del mundo y unos libros que están sobre una pequeña mesa. La figura se recorta sobre un fondo neutro para obtener un efecto volumétrico mayor. No se sabe quién es el personaje, pudiendo tratarse de un bufón o de un filósofo de la antigüedad clásica representado con cierto aire satírico (se ha pensado que podía ser Demócrito, y con tal nombre figura el cuadro en el Museo de Bellas Artes de Rouan, donde se expone). También se piensa que podría ser un retrato de Galileo o de Cristóbal Colón, de ahí el otro título de El geógrafo, con el que se le conoce.