miércoles, 29 de mayo de 2013

El Lobo de Gubbio (Luc-Olivier Merson)


Pintor historicista, Merson se inspira repetidamente en relatos profanos y religiosos de la Edad Media. En este cuadro, pintado en 1877, representa un episodio relacionado con los milagros de San Francisco de Asís: durante su estancia en el lugar de Gubbio apareció en la comarca un gran lobo que atemorizada a la población, hasta el punto de que nadie se atrevía a salir de la ciudad. San Francisco fue al encuentro del lobo y haciendo la  señal de la cruz cuando estaba ante él, se amansó y se acercó dócilmente al Santo. Remarcada por sus juegos de colores y sus detalles de la vida cotidiana, la obra mezcla poesía, leyenda y realismo como solo Merson sabe hacerlo.



lunes, 27 de mayo de 2013

domingo, 26 de mayo de 2013

Frontal de altar de la iglesia de San Cristóbal (Tosses –Gerona-)



Este frontal de altar procedente de la iglesia de San Cristóbal de la localidad de Tosses, se expone actualmente en el Museo de Arte de Cataluña. Como suele ser habitual se compartimenta en un gran espacio central rectangular y dos registros superpuestos en cada lateral que recogen escenas de la vida de su titular, San Cristóbal. Los fondos presentan corladura y están gofrados con decoración floral, mientras que el conjunto lo bordea un marco decorado con formas geométricas en la parte frontal y vegetales en el borde externo. Todos las escenas se enmarcan con un arco lobulado y apuntado con el trasdós y las enjutas decoradas con elementos vegetales. Cronológicamente se sitúa en el segundo cuarto del siglo XIV, y su autoría se atribuye al llamado Maestro de Soriguerola, ya que presenta las características formales que han sido reconocidas como propias de este taller.


En el espacio central se representa a San Cristóbal con su vara florida y con el Niño Jesús a hombros pasando el río. Según las leyendas sobre el Santo, Jesús le pidió que lo cruzase a la otra orilla del río para que así creyese que era Dios.


El primer registro de la parte superior izquierda representa el encarcelamiento de San Cristóbal en Samos en presencia del rey de Lycia y de las jóvenes Nicea y Aquilina, a quienes el rey encargó seducirlo. Para ello las encerraron en el mismo calabozo con el Santo, pero éste primero las rechazó y luego las convirtió al cristianismo, como consecuencia de lo cual las dos muchachas fueron martirizadas. Así, se presenta al rey entronizado, mientras que Cristóbal ya ha sido introducido en la cárcel y el soldado que lo ha encarcelado tira de la mano de uno de los jóvenes para introducirlas también en el calabozo.


En la escena inferior se representa uno de los primeros momentos del martirio del Santo, atado y colocado encima de una parrilla situada sobre un gran fuego avivado con pez, pero la parrilla se derritió y el santo no sufrió daños.


Ya en el lado derecho superior, Cristóbal es atado a una columna y el rey ordena a un gran número de soldados dispararle flechas. Las flechas no penetran en su cuerpo y cuando el rey, creyendo que estaba muerto, lo insultó, una flecha se volvió hacia él y se le clavó en un ojo dejándole ciego.


Por último, la escena inferior derecha presenta la continuación del suplicio de las flechas y la muerte del Santo al día siguiente al ser decapitado mientras rezaba. Según la leyenda el rey sanó de su ceguera al aplicarse polvo mezclado con la sangre de Cristóbal, y como consecuencia de ello se convirtió al cristianismo.


jueves, 23 de mayo de 2013

miércoles, 22 de mayo de 2013

Cabeza de Cristo (Jaume Cascalls)


Jaume Cascalls, documentado entre 1341 y 1377, es uno de los escultores más relevantes de toda la decimocuarta centuria en Cataluña. Su vinculación durante casi treinta años al proyecto del panteón real de Poblet del rey Pedro el Ceremonioso, primero asociado con el maestro Aloi de Montbrai y desde 1361 como director de las  obras en solitario, no le impidió ocuparse de otras realizaciones de primer orden, algunas de las cuales son incluso de la envergadura de la dirección de la portada de la catedral de Tarragona.
Hoy por hoy, de acuerdo con criterios estilísticos, se le atribuye la realización de esta Cabeza de Cristo que, con toda probabilidad, formaba parte de un grupo escultórico del Santo Sepulcro, procedente de la iglesia del convento de Sant Agustí Vell de Barcelona. La fractura del cuello permite suponer que pertenecía a un yacente de cuerpo entero, como el que se conserva procedente de Sant Feliu de Girona, adscrito también a Cascalls.



sábado, 18 de mayo de 2013

Caballos de carreras libres en Roma (Théodore Géricault)

En 1817 Géricault asiste durante el Carnaval de Roma, a la espectacular carrera de caballos en el Corso. Caballero emérito, ejecuta veinte estudios sobre este tema representando la salida de la carrera, y la llegada, con vistas a una composición que no terminará nunca. El pintor intenta transmitir con esta obra la lucha épica entre el hombre y el caballo.



viernes, 17 de mayo de 2013

miércoles, 15 de mayo de 2013

Pila bautismal de la Iglesia de Cousolre (Francia)


La escena principal de esta pila bautismal de la iglesia de la localidad francesa de Cousolre, representa en el lado derecho del espectador a Saint Walbert, su fundador en el siglo VII, y a su esposa Sainte Bertille colocados a ambos lados de un Árbol de la Vida; junto a ellos un gran león, símbolo del mal. En el centro del lado opuesto, una máscara de cuya boca emanan grandes tallos vegetales y en cada uno de los laterales una arquería en medio punto completan la decoración tallada de esta interesante pila.